La última paradoja

Publicado: 26 abril, 2010 en Poemas

Solo dos notas y un suspiro

que me inspira la razón,

no me gustaría caer

en la absurda tentación…

de faltar a la cordura,

de perderme en los estribos

de levantarte la voz

y mucho menos de alzar

con ahínco y con tesón

la pertrecha sinrazón.

 

Si…

hoy pretendo disculpar

la forma de los latidos,

de mi pobre corazón, cuando me distrae el sentido.

 

No…

no es la manera de hacer, ni la tengo por costumbre

me refiero a lo que ayer, a la hora de comer

vino a dejarme la lumbre.

 

Sin embargo…

y después de esta premisa…

recordarle a tu camisa, lo que hace tiempo ya,

tus oídos casi sordos, se están negando a escuchar.

 

Yo…

No pretendo una pareja, ni una simple distracción,

que te aprecio en lo que vales, que eres mucho para mí,

te veo una gran persona, y me alaga tu cariz…

 

Más…

en cuanto a lo de intimar, y por mucho que intenté

no se puede interferir en las cosas del querer.

Este pobre corazón, escondido y arañado

no se presta a más cuidados, ni los quiere conocer.

 

Así…

si te pareciera bien, te quisiera repetir

que lo que siento por ti

es grande y bello a la vez,

mas nada tiene que ver…

con tus armas de mujer.

 

JCF

Abril 2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s